Nuestro papel como escucha y participante

shutterstock_129559190

NUESTRO PAPEL COMO ESCUCHA Y COMO PARTICIPANTE 

Escuchar es una herramienta bien accesible y útil para para gestionar nuestras emociones, especialmente si se escucha bien y con interés.

Una de las cosas principales para que este proceso sea efectivo es el acuerdo mutuo de que ambas personas quieren apoyarse, y para ello organizaremos turnos. De esta manera las personas más propensas a hacer de salvadoras también tendrán espacio para sus procesos y las que tienen más tendencia a contar sus dificultades también tendrán espacio para ser útiles apoyando con su atención e interés.

Con este acuerdo primero una persona hará la función de estar apoyando a la otra persona (escucha) y luego cambiar su rol para ser quien reciba la atención (participante).

Repasemos qué hacer y qué no hacer en una sesión.

Nuestro principal papel es acompañar a la persona que participa. Acompañar bien es difícil y muchos de nuestros viejos hábitos de compartir nuestras experiencias, consejos, recomendaciones, etc. van a interferir en nuestra habilidad para permitir que quien esta participando pueda explorar su mente de la forma que realmente lo necesite.

A la hora de escuchar tenemos que poner en práctica esas grandes actitudes que van a hacer posible que la otra persona se sienta cómoda, cercana y segura.

Según vayamos mejorando estas habilidades veremos cómo la gente cada vez se abre más y con más facilidad.

 

Algunas de estas actitudes como escucha son:

  • La cercanía, el contacto físico respetuoso, mirar a los ojos de forma relajada y mostrando cariño, apreciación y deleite en la otra persona.
  • Tener interés en conocer la historia y los detalles que acompañan a esos sucesos importantes (tanto los buenos como los malos, y especialmente los mas tempranos en nuestras vidas).
  • Estar relajados, tener tiempo, sin distracciones y en un lugar seguro (mejor si se puede hacer ruido). El equilibrio entre estar relajados y tener interés es muy importante y marca una gran diferencia.
  • Recordar los acuerdos de confidencialidad y no sacar los temas de sesiones fuera de sesiones.
  • Dejar la urgencia por solucionar los problemas de la otra persona a un lado. Normalmente tenemos más prisa por solucionar lo que le pasa a la otra persona que por saber bien qué es lo que esta viviendo, sintiendo y pasando.

 

Algunas actitudes como participante:

  • Tómate tu tiempo para explorar el lugar físico donde estás, con quién estas y comenta las primeras cosas que se te vengan a la mente, recuerdos, sensaciones, curiosidades, etc. Eso te ayudara a relajarte y darte cuenta de que el tiempo que te estás tomando es para ti.
  • Empieza comentando algo bueno que te haya pasado últimamente a tu escucha. También valora algo de ti.
  • Observa que sensaciones o situaciones te están afectando últimamente y habla de ellas.
  • Normalmente las sensaciones que tenemos en el presente vienen del pasado. Tómate un poco de tiempo y cuando se te pase un recuerdo por la cabeza (sea cual sea) decide contárselo a tu escucha.
  • Tu principal trabajo en las primeras sesiones va ser decidir  una y otra vez contar las historias de tu vida con todo tipo de detalles y confiar en los recuerdos y sensaciones que tu mente traiga. Contar historias por lo general traerá grandes cantidades de desahogo y nos ayudara a re-colocar vieja información que se quedo atascada.

 

Estas son algunas de las actitudes principales. Aquí podrás encontrar mas detalles de como comenzar con tus sesiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s